Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 5 “La rebelión de Satanás”

Pasajes Destacados: Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:15-17; Lucas 10:18; 2 Pedro 2:4; Judas 6; Apocalipsis 12:7–9; 20:1–3,10.


Lucifer fue creado por Dios como un poderoso arcángel con grandes responsabilidades. Sin embargo, Lucifer permitió que el orgullo y la vanidad pervirtieran sus pensamientos y acciones. Lucifer comenzó a creer que él sabía más que Dios y que su camino de obtener y competir era mejor que el camino de Dios de cooperación y amor. Satanás ideó un plan para tratar de derrocar a Dios. Convenció a una tercera parte de los ángeles de rebelarse con él para tomar el trono de Dios ¡Lucifer quería la posición de Dios! Por supuesto, el ser creado no era más poderoso que su Creador. Dios arrojó a Lucifer y sus ángeles de vuelta a la Tierra. Dios nombra las cosas tal como son, así que cuando Lucifer se rebeló, Dios cambió el nombre de Lucifer a Satanás, que significa adversario o enemigo, y a los ángeles de Satanás los llamó demonios.

Discusión:

  • Ayude a sus hijos a demostrar que la ley existió antes que Moisés. Pídales que lean 1 Juan 3:4 y 2 Pedro 2:4 y guíelos en sus conclusiones.
  • Explique que no tenemos nada que temer de Satanás porque Dios está a cargo y Satanás no puede hacernos nada sin el permiso de Dios.
  • Explique que todos tendrán la oportunidad de estar en la familia de Dios y que solo quienes rechacen voluntariamente a Dios morirán en el lago de fuego (Malaquías 4:1,3). Ningún ser humano pasará la eternidad ardiendo en el fuego del infierno.

Memorizar y revisar:

Isaías 14:12-14 “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.  Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 5 “Lucifer se convierte en Satanás”

Pasaje Destacado: Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:15-17; Lucas 10:18


Lucifer era un poderoso arcángel con grandes responsabilidades, sin embargo, él permitió que el orgullo y la vanidad pervirtieran sus pensamientos y acciones. Lucifer comenzó a creer que él sabía más que Dios y que su camino de obtener y competir era mejor que el camino de Dios de cooperación y amor. Satanás ideó un plan para tratar de derrocar a Dios. Convenció a un tercio de los ángeles de rebelarse con él para tomar el trono de Dios ¡Lucifer quería la posición de Dios! Por supuesto, este ser creado no era más poderoso que su Creador. Dios arrojó a Lucifer y sus ángeles de vuelta a la Tierra. Dios nombra las cosas tal como son, así que cuando Lucifer se rebeló, Dios cambió su nombre de Lucifer a Satanás, que significa adversario o enemigo, y a los ángeles de Satanás los llamó demonios.

Discusión:

  • Satanás fue un hijo de Dios porque Dios fue su Creador. Pregunte a sus hijos si pueden pensar en alguna película, programa de televisión o ejemplo personal en el que el niño pensaba que sabía más que sus padres.
  • Ayude a sus hijos a comprender que no tenemos nada que temer de Satanás porque Dios está a cargo y Satanás no puede hacernos nada sin el permiso de Dios.
  • Explique que todos tendrán la oportunidad de estar en la familia de Dios y que solo quienes rechacen voluntariamente a Dios morirán en el lago de fuego (Malaquías 4:1,3).

Memorizar y revisar:

Isaías 14:12-14 “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 5 “Dios crea a Adán”

Pasaje Destacado: Génesis 2:4-8, 15, 19-20


Dios restauró la Tierra, creando el ambiente perfecto para la humanidad. Dios siempre hace las cosas de forma planificada, así que creó a un hombre, Adán, como el comienzo de Su familia. Dios hizo a Adán del polvo de la tierra, parecido a Él mismo y sopló la vida en él. Dios colocó a Adán en el Edén, un hermoso jardín, y le dijo que lo cuidara y lo mantuviera. Todo árbol hermoso y toda planta con semillas estaban en el Edén. Los animales eran mansos y juguetones. Fue un hermoso comienzo para la humanidad. Contrario a lo que enseñan los evolucionistas, Dios literalmente creó a Adán y a Eva y los colocó en un jardín físico, y de estos dos seres humanos vinieron todas las personas que han existido durante toda la historia de la humanidad hasta el presente.

Discusión:

  • Ayude a sus hijos a comprender que Adán fue el comienzo del plan de Dios para tener una familia.
  • Pregunte a sus hijos qué trabajo le dio Dios a Adán.
  • Hable sobre el hermoso jardín y los animales que eran mansos como lo son mascotas familiares.
  • Pregunte a sus hijos qué tipo de animal les gustaría tener como mascota si fuera posible. (Use esto como una oportunidad para hablar sobre el maravilloso mundo de mañana).
  • Hable sobre el vínculo cercano y la relación amorosa que Adán tuvo con Dios.

Memorizar y revisar:

Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.


Life to Lessons: Age Appropriate Reading

Estimated Reading Time: 1 min. 20 sec.

Let’s say you’re about to read from the book of Judges, and you just finished going through the story of Samson with your son and daughter. Flipping ahead you see in chapter 19 the story of the Levite’s Concubine. You knew it was coming, but you were hoping it wasn’t so soon! But now you have to make a decision as you look at the earnest, expectant faces of your innocent children looking up at you. Is now the time to share this graphic account with them? Would they even understand it?

This is a simple example of the type of dilemma you might run into as you read the Scripture to your little ones. We want to be honest and accurate with our children as we teach them about the Bible, but here is where we have to exercise a little Godly wisdom. Are your children, who have very little exposure to the evils of the world, really ready to hear such disturbing material? Also, what about those long lists of genealogies? You might ask, “Well, since it’s the Bible, doesn’t that mean its age appropriate?”.

We must take care not to use the Bible (God’s Word) as an excuse to destroy innocence or to ignore the youthful perspective of our children. We are trying to instill in their minds a deep admiration and love for God and the Bible. We should also be mindful that “there is a time for everything” (Eccl. 3), and “not everything is beneficial” (1 Cor. 10:23).

There will be a time when our children should be introduced to every section of Scripture, but it may be best to save the reading of some parts of the Bible until they are able to appreciate and understand the purpose of those sections. Let’s be careful to remember and appreciate the season of innocence as we read to those impressionable minds from God’s word.


Life to Lessons: Just Read it!


Estimated Reading Time: 1 min. 20 sec.

Ever feel overwhelmed by the amount of information you receive regarding ways to teach your children the Bible?

Many books, websites, blogs, and videos offer their advice, tips, and tools. There are many ideas out there, and many can be very useful and helpful. But don’t get caught up in the idea that having the perfect activities, or the best teaching style is going to be what trains your children to love the Bible.

It’s only been in the past few decades that people have had access to the activities, supplemental materials, and research in child psychology that is available today. Since many young people have grown up to love God and His inspired Word without these extra tools, they cannot not be the primary reason for it. So don’t over-complicate teaching God’s word.

Simply reading the Bible out loud to your children, just as it is written, is one of the best ways to ensure that your children are receiving God’s word in a wholesome way.

You don’t have to add a lot of activities or have access to the cutest Bible coloring pages. Just read the Bible as God wrote it. Reading it out loud to your children every day will help them build good habits of Bible study, and impress upon them that there is no substitution for God’s Book–which, quite honestly, is perfect just the way it is.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 4 “”La Re-Creación: Días 5, 6 y 7”

Pasaje Destacado: Génesis 1:20; 2:3. 


En el quinto día de la semana de la recreación, Dios creó los pájaros y los peces. Pájaros cantores junto con aves más grandes volaron por el cielo; los peces poblaron los lagos, arroyos y océanos. Luego, en el sexto día, Dios creó los animales terrestres. Hacia el final del sexto día, Dios creó al primer hombre, Adán, en la propia imagen de Dios. Dios creó el sábado en el séptimo día de la creación descansando en él, dando a la humanidad un ejemplo para que haga lo mismo.

Discusión:

  • Pida a sus hijos que piensen en las razones por las cuales Dios creó a los animales.
  • Pregunte a quién se parece el ser humano.
  • Hablen sobre por qué Dios creó a la humanidad. Recuérdeles que Dios quería una familia.
  • Pregunte qué dijo Dios acerca de su creación.
  • Hable acerca de lo que le gusta del sábado y por qué es especial para él / ella.
  • Recuerde a sus hijos que Dios hizo el sábado y lo apartó para uso santo.

Memorizar y revisar:

Ayude a sus hijos a memorizar los días de la semana de la recreación:

  • Día 1 – Dios separa la luz de las tinieblas.
  • Día 2 – El cielo y las nubes son separados de las aguas de abajo.
  • Dia 3 – La Tierra seca es separada de los mares. Las plantas son creadas.
  • Día 4 – El Sol, la Luna y las estrellas son designados para iluminar la Tierra, para separar el día de la noche y para señalar las estaciones.
  • Día 5 – Creación de las aves y los peces.
  • Día 6 – Creación de los animales terrestres y el hombre.
  • Día 7 – Dios creó el sábado descansando.

¡Actividades opcionales!

Algunos niños pueden encontrarlas agradables: 

  1. Usando siete platos de papel, dibujen y coloreen lo que Dios creó cada día y pónganles etiquetas.
  2. Haga que sus hijos encuentren fotos en revistas o libros que sean ejemplos de la creación de Dios y que digan en qué día fueron creados.

Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 4: “Dios crea el universo”

Pasaje Destacado: Génesis 1:1; Juan 1:1-3; Job 38:4-7; Hebreos 1:10, 13-14; Romanos 8:19


Antes que existiera el tiempo solo Dios existía. Eran dos seres: Dios y el Verbo, que también era Dios. Dios y el Verbo tuvieron la gran idea de tener una gran familia divina. Primero crearon los ángeles para que fueran servidores de Dios y de Su familia. Después, Dios comenzó a crear el universo físico. Todos los planetas, estrellas, cometas, y todo en la Tierra fue ¡creado por Dios! Todo el universo, todo lo que podemos ver y todo lo que no podemos ver, fue creado en preparación para los futuros hijos e hijas del Dios Todopoderoso.

Discusión:

  • Hable acerca de cómo Dios y Jesucristo querían una familia e hicieron la creación para que ellos la disfrutaran. Originalmente, eran solo ellos dos: el Padre y el Verbo y querían una familia mucho más grande.
  • Ayude a sus hijos a comprender que Dios es el Creador y que solo Dios puede crear de la nada. Cuando hacemos algo, por ejemplo, utilizamos materiales que Él hizo.
  • Explique que Dios creó a los ángeles antes de crear el universo físico
  • Muestre a sus hijos que, si bien la mayoría de las veces “hijos de Dios” se refiere a seres humanos, a veces en la Biblia puede referirse a los ángeles (Job 38:4-7).
  • Pregunte a sus hijos qué cosas de la creación de Dios disfrutan más. Ayúdelos a que comprendan, de una manera sencilla, que Dios ¡creó todas estas cosas para nosotros!

Memorizar y revisar:

Isaías 45:18 “Porque así dijo el Eterno, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy el Eterno, y no hay otro”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 4: “Dios crea el universo”

Pasaje Destacado: Génesis 1:1; Juan 1:1–3, 14; Job 38:4–7; Hebreos 1:10, 13 y 14; Romanos 8:19


Antes que existiera el tiempo solo existía Dios. El habita la eternidad. Eran dos seres: Dios y el Verbo que también era Dios. Dios se propuso reproducirse creando una familia que fuera de su mismo rango divino, pero primero creó los ángeles que fueron seres espirituales mas no del mismo rango divino de Dios. Luego, Dios comenzó a crear el universo físico; en el instante en que el universo llegó a existir, comenzó el tiempo. ¡La habilidad creativa de Dios es realmente asombrosa! Todo el universo, todo lo visible y lo invisible, fue creado en preparación para los futuros hijos e hijas del Dios Todopoderoso.

Discusión:

  • Haga que estos versículos “cobren vida” haciendo preguntas a sus hijos sobre cómo debe haber sido antes de que Dios y Jesucristo (el Verbo) crearan algo.
  • Explique que Jesús fue el “Verbo” y que más tarde nació como el Hijo de Dios y se llamó Jesús.
  • Hable acerca de cómo Dios y el Verbo querían una familia y construyeron una creación para que la disfrutaran. Originalmente, eran solo ellos dos, el Padre y el Verbo, y querían una familia mucho más grande.
  • Ayude a sus hijos a comprender que Dios es el creador y que solo Dios puede crear, es decir, que por el poder de su Espíritu hizo lo que se ve de lo que no se veía.
  • Explique que Dios creó a los ángeles antes de crear el universo físico.
  • Pregúnteles a sus hijos qué cosas en la creación de Dios disfrutan más. ¡Ayúdelos a comprender, de una manera simple, que Dios creó todas estas cosas para nosotros!

Memorizar y revisar:

Isaías 45:18 “Porque así dijo el Eterno, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy el Eterno, y no hay otro”.


Life to Lessons: A Guided Approach to the Children’s Lessons

So, you printed the PDF, you’ve grabbed your kid to sit with you on the couch, you’ve got your Bible in hand, and you’re all set to begin the lesson. So what’s next?

Is this the part where you just start reading from the top of the printed Bible lesson, and begin plowing through the summary, the suggested readings, and the discussion questions, before you end with a quick review of the memory scripture? One brief session each Friday evening should be sufficient,  right? Well, not exactly.  The Children’s Bible Lessons have the potential to be so much more than a script that is read while your child sits and listens. 

Here’s a hint. Don’t just think of the Bible Lessons as  “lesson plans”. Lesson plans are detailed, organized scripts for teachers with every question, activity, and topic chosen keeping in mind the needs of the students, the goals of the lesson and the larger unit, and the specific allotment of time. The weekly Children’s Bible Lessons are designed to be different. These lessons are created to assist you, as a parent, as you review the major episodes in the Bible. 

The lessons are very flexible and must be tailored specifically for your children.  That being said, we want to share with you a general approach of one way the Children’s Lessons can be used. Again, this is not meant to be a script, but more of a guide for you as you plan specific lessons with your children.

1. Begin with the big picture in mind!

Think about your goals as a parent to teach your child about the Bible. Some questions to ask yourself might be…Why do I want to teach my children the Bible? What are some Biblical principles that would help me teach my child about God’s Word? What do I want them to gain from the experience of going through the Children’s Bible Lessons?

2. Make a long-term plan

Now that you have some main goals, determine how you will reach those goals long-term. You will need to answer questions like…When during the week will our family set aside time to go through the lessons? What time, each day, will we devote to Bible lessons? How much time can/should I commit to preparing for each lesson as a parent? How much of the Bible do we want to get through in a year, as a family? Will we do each lesson on a weekly cycle, or will we take more time on each lesson?

3. Build your lesson structure

While there is definitely something to be said for spontaneity and variety in lessons, having an organized layout for each lesson will give you a solid foundation for you to work with and develop to suit the needs of your children. Having structure in lessons is key in teaching children, and you will thank yourself later when your child adopts the lessons as habit. Children love structure as it gives them a comfortable place from where they can develop their mind. Less confusion, more peace…what more could a parent want?

4. Plan each lesson

Don’t get too overwhelmed just yet! When it comes to preparing for each lesson, simplicity is key. It doesn’t have to be a major, time-consuming project every time you sit down to prepare a lesson for your kids. Simply come up with one or two goals for the lesson. Ask yourself, what do I want my child to take away from this lesson? Use each topic overview that we provide to help you! You can choose one or two of the discussion questions, or perhaps pick one of the readings as your lesson focus. Just remember to keep the goal in mind!

5.  Add some fun!

The Bible is one of the most exciting, inspiring, adventure-filled pieces of literature in existence. Help bring it alive for your child! Try to read with passion, help your child act out the story, allow them to read aloud in character, or give them opportunities to describe in detail the scenes they are learning. You can also add related activities to each lesson topic such as crafts, songs, games, coloring pages, or other supplemental materials. Choose from our list of recommended activities and supplemental materials, or add your own! Remember, you create the experience for your child, so ask yourself, “What do I want my child to take away from it?”.

The key to teaching your children the Bible is being properly prepared. Keep in mind God’s principles for teaching your children. Here are two to get you started: 1. Teaching is a continuous process (Deuteronomy 6:6-7; 11:19). Teaching God’s way cannot be limited to a few scheduled lesson hours every week. It must be part of daily habits, example, and guidance. 2. Teaching the Bible should teach them to Love God. God is not boring, or impatient, or unenthusiastic about the way He teaches us. The way that parents teach their children the Bible can directly influence how children understand God. (Deuteronomy 11:1, 22-23). How does God want us to teach our children about Him? What is the impression we give our children about God when we talk about Him?


Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 3: “Dios crea ángeles”

Pasaje Destacado: Job 38:4–7; Salmos 91:11; 104:4; Colosenses 1:15-16; Hebreos 1:13–14;2 Pedro 2:11; Apocalipsis 4:1–11; 5:11 (Nota 2).


Dios es el creador de todas las cosas, espíritu y materia. Antes de hacer el Sol, los planetas y las estrellas, Dios creó la hueste angélica. Los ángeles son seres espirituales poderosos, inteligentes, creados individualmente, con propósitos y libre albedrío para tomar decisiones. Dios hizo millones, y tal vez miles de millones de ángeles. Fueron creados antes del universo físico para ayudar en el trabajo de construcción, gobierno y gestión de la creación. (Nota 1)

Los ángeles fueron diseñados para estar en un nivel más bajo que Dios, pero con poder e intelecto superiores al de los seres humanos. El reino angélico es muy real, aunque no podamos percibirlo con nuestros sentidos naturales. Su trabajo principal en este momento es ministrarnos a nosotros, los futuros hijos e hijas de Dios

Discusión:

  • Recuérdele a sus hijos que todo lo que Dios crea es hermoso, y aunque algunos de los seres espirituales descritos en la Biblia se ven diferentes a los seres humanos, tienen su propia belleza especial.
  • Hablen sobre el trono de Dios. ¿Puede él / ella identificar algo en el trono de Dios de lo que se tenga una copia aquí en la Tierra? Explique que muchas de las cosas que tenemos en la Tierra son copias físicas de las cosas en el Cielo.
  • Explique que “hijos de Dios” en la Biblia se refiere con mayor frecuencia a los seres humanos, pero a veces puede referirse a los ángeles que fueron creados por Dios [Job 38:7].

Memorizar y revisar:

Hebreos 1:13-14 “Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?”

1. Herbert W. Armstrong. “El misterio de los siglos”. (Nueva York: Dodd, Mead, & Company, 1985) 61.
2. Para preparar la conversación, quizá los padres quieran leer el tema “El misterio de los ángeles y los espíritus malignos” en el libro “El misterio de los siglos”.