Posts

Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 5 “La rebelión de Satanás”

Pasajes Destacados: Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:15-17; Lucas 10:18; 2 Pedro 2:4; Judas 6; Apocalipsis 12:7–9; 20:1–3,10.


Lucifer fue creado por Dios como un poderoso arcángel con grandes responsabilidades. Sin embargo, Lucifer permitió que el orgullo y la vanidad pervirtieran sus pensamientos y acciones. Lucifer comenzó a creer que él sabía más que Dios y que su camino de obtener y competir era mejor que el camino de Dios de cooperación y amor. Satanás ideó un plan para tratar de derrocar a Dios. Convenció a una tercera parte de los ángeles de rebelarse con él para tomar el trono de Dios ¡Lucifer quería la posición de Dios! Por supuesto, el ser creado no era más poderoso que su Creador. Dios arrojó a Lucifer y sus ángeles de vuelta a la Tierra. Dios nombra las cosas tal como son, así que cuando Lucifer se rebeló, Dios cambió el nombre de Lucifer a Satanás, que significa adversario o enemigo, y a los ángeles de Satanás los llamó demonios.

Discusión:

  • Ayude a sus hijos a demostrar que la ley existió antes que Moisés. Pídales que lean 1 Juan 3:4 y 2 Pedro 2:4 y guíelos en sus conclusiones.
  • Explique que no tenemos nada que temer de Satanás porque Dios está a cargo y Satanás no puede hacernos nada sin el permiso de Dios.
  • Explique que todos tendrán la oportunidad de estar en la familia de Dios y que solo quienes rechacen voluntariamente a Dios morirán en el lago de fuego (Malaquías 4:1,3). Ningún ser humano pasará la eternidad ardiendo en el fuego del infierno.

Memorizar y revisar:

Isaías 14:12-14 “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.  Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 4: “Dios crea el universo”

Pasaje Destacado: Génesis 1:1; Juan 1:1–3, 14; Job 38:4–7; Hebreos 1:10, 13 y 14; Romanos 8:19


Antes que existiera el tiempo solo existía Dios. El habita la eternidad. Eran dos seres: Dios y el Verbo que también era Dios. Dios se propuso reproducirse creando una familia que fuera de su mismo rango divino, pero primero creó los ángeles que fueron seres espirituales mas no del mismo rango divino de Dios. Luego, Dios comenzó a crear el universo físico; en el instante en que el universo llegó a existir, comenzó el tiempo. ¡La habilidad creativa de Dios es realmente asombrosa! Todo el universo, todo lo visible y lo invisible, fue creado en preparación para los futuros hijos e hijas del Dios Todopoderoso.

Discusión:

  • Haga que estos versículos “cobren vida” haciendo preguntas a sus hijos sobre cómo debe haber sido antes de que Dios y Jesucristo (el Verbo) crearan algo.
  • Explique que Jesús fue el “Verbo” y que más tarde nació como el Hijo de Dios y se llamó Jesús.
  • Hable acerca de cómo Dios y el Verbo querían una familia y construyeron una creación para que la disfrutaran. Originalmente, eran solo ellos dos, el Padre y el Verbo, y querían una familia mucho más grande.
  • Ayude a sus hijos a comprender que Dios es el creador y que solo Dios puede crear, es decir, que por el poder de su Espíritu hizo lo que se ve de lo que no se veía.
  • Explique que Dios creó a los ángeles antes de crear el universo físico.
  • Pregúnteles a sus hijos qué cosas en la creación de Dios disfrutan más. ¡Ayúdelos a comprender, de una manera simple, que Dios creó todas estas cosas para nosotros!

Memorizar y revisar:

Isaías 45:18 “Porque así dijo el Eterno, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy el Eterno, y no hay otro”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 3: “Dios crea ángeles”

Pasaje Destacado: Job 38:4–7; Salmos 91:11; 104:4; Colosenses 1:15-16; Hebreos 1:13–14;2 Pedro 2:11; Apocalipsis 4:1–11; 5:11 (Nota 2).


Dios es el creador de todas las cosas, espíritu y materia. Antes de hacer el Sol, los planetas y las estrellas, Dios creó la hueste angélica. Los ángeles son seres espirituales poderosos, inteligentes, creados individualmente, con propósitos y libre albedrío para tomar decisiones. Dios hizo millones, y tal vez miles de millones de ángeles. Fueron creados antes del universo físico para ayudar en el trabajo de construcción, gobierno y gestión de la creación. (Nota 1)

Los ángeles fueron diseñados para estar en un nivel más bajo que Dios, pero con poder e intelecto superiores al de los seres humanos. El reino angélico es muy real, aunque no podamos percibirlo con nuestros sentidos naturales. Su trabajo principal en este momento es ministrarnos a nosotros, los futuros hijos e hijas de Dios

Discusión:

  • Recuérdele a sus hijos que todo lo que Dios crea es hermoso, y aunque algunos de los seres espirituales descritos en la Biblia se ven diferentes a los seres humanos, tienen su propia belleza especial.
  • Hablen sobre el trono de Dios. ¿Puede él / ella identificar algo en el trono de Dios de lo que se tenga una copia aquí en la Tierra? Explique que muchas de las cosas que tenemos en la Tierra son copias físicas de las cosas en el Cielo.
  • Explique que “hijos de Dios” en la Biblia se refiere con mayor frecuencia a los seres humanos, pero a veces puede referirse a los ángeles que fueron creados por Dios [Job 38:7].

Memorizar y revisar:

Hebreos 1:13-14 “Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?”

1. Herbert W. Armstrong. “El misterio de los siglos”. (Nueva York: Dodd, Mead, & Company, 1985) 61.
2. Para preparar la conversación, quizá los padres quieran leer el tema “El misterio de los ángeles y los espíritus malignos” en el libro “El misterio de los siglos”.

Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 2 “Cómo puedo saber que Dios existe”

Pasaje Destacado: Salmos 19:1; Isaías 40:12, 18, 21–22, 25-26; Mateo 21:22; Romanos 1:20; 1 Tesalonicenses 5:21, 16–17; Hebreos 11:1–3; Santiago 1:5-6; 1 Juan 5:14-15


Dios quiere que tengamos fe, pero nuestra fe no debe ser ciega. La Palabra de Dios nos exhorta a que comprobemos todas las cosas y a encontrar la evidencia que demuestra la existencia de Dios. Explicaremos aquí solo unas pocas razones que nos permiten saber que Dios existe. En primer lugar, Dios dice que la creación declara Su gloria y que podemos conocerlo por medio de ella. La asombrosa complejidad de la una célula “simple”, demuestra la existencia de un Diseñador inteligente. La presencia de una creación exige que haya un Creador. Otra prueba de la existencia de Dios es la profecía cumplida. Solo Dios puede decir lo que sucederá miles de años antes de que suceda. La oración contestada es otra forma de descubrir que Dios es real. Dios quiere que sus hijos hablen con Él en oración. Ore a Dios con fe y obedeciendo Su voluntad, y su oración contestada le dará una prueba sólida de que Dios existe.

Discusión:

  • Hable con sus hijos sobre la grandeza de Dios, su poder y majestad. Indique ejemplos y pídales que también den ejemplos.
  • Ayude a sus hijos a comprender que está bien tener preguntas y que Dios tiene las respuestas.
  • Pregúnteles por qué la mayoría de la gente no quiere creer que Dios es el Creador.
  • Guíe la conversación para mostrar que la mente humana es por naturaleza hostil hacia Dios y no quiere obedecerle (Romanos 8:7).
  • Conversen sobre el poder de la oración. Cite algunos ejemplos personales de sus oraciones que Dios le respondió. Anime a sus hijos a desarrollar una relación personal con Dios por medio de la oración.

Memorizar y revisar:

Isaías 46:9-10 

“Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 3: Lección 1 “El Reino de Dios”

Pasaje Destacado: Apocalipsis 1:8; Colosenses 1:15-16; Salmos 103:19; Hebreos 1:1–3; Josué 10:11–14; 2 Reyes 20:10–11; Mateo 14:25–33; Marcos 4:37–41; Apocalipsis 21:7; 2 Corintios 6:18; 1 Juan 3:1–3.


Los reinos vegetal, animal y humano son clasificaciones de seres vivos en nuestro mundo material. El mundo espiritual también tiene seres vivos, y el reino angélico tiene diferentes clasificaciones de ángeles. Sin embargo, hay un Reino por encima de todos los demás, sea material o espiritual: El Reino de Dios. Dios está en un nivel de existencia que es difícil de entender para los humanos. Dios tiene vida inherente y es eterno. Dios fue, es y siempre será. Dios es el Creador de todas las cosas, sean espirituales o materiales, por lo tanto, Dios está por encima de todas las cosas. Como Dios creó y controla todas las cosas, no está limitado ni por las leyes físicas, ni por el tiempo, ni por el espacio.

Es por eso que Dios pudo evitar que el Sol se ocultara para Josué, y pudo devolver el Sol diez grados  para Ezequías. También, por eso fue que Jesucristo pudo caminar sobre el agua y calmar el mar rugiente. La buena noticia es que el Reino de Dios es una familia, y todo ser humano que haya existido, tiene el potencial de ser miembro la familia de Dios. ¡Naciste para ser parte de la familia de Dios!

Discusión:

  • Hable con sus hijos sobre la grandeza de Dios, su poder y majestad. Señale algunos ejemplos y pídales que también den ejemplos.
  • Explique el hecho de que Dios no está sujeto a las leyes de la física (como la gravedad, el magnetismo, el movimiento de los planetas, etc.), lo que significa que puede hacer cosas milagrosas. Describa algunos milagros mencionados en la Biblia que desafían las leyes físicas.
  • Explique que Dios nos está ofreciendo vida eterna en su familia como hijos suyos. Seremos miembros de la familia de Dios (1 Juan 3:2).
  • Nuestra herencia es el universo entero. Quizás todos tengan su propia galaxia. Pregunte a sus hijos qué harían para heredar el universo. ¿Qué daría a cambio de la vida eterna? ¡Nada!

Memorizar y revisar:

Colosenses 1:16-17 

“Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten”.