Posts

Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 14 “Noé es salvado por Dios”

Pasajes Destacados: Génesis 5:21–32; 6:8-10; 13-14


Asset-21@2x

Hubo un hombre durante esta época malvada (el tiempo anterior al diluvio) que continuó obedeciendo las leyes de Dios. Se llamaba Noé. Él era un hombre justo. Eso significa que procuraba obedecer la ley de Dios, como la Biblia nos enseña a hacer, respetando a Dios y tratando a los demás tal como queremos ser tratados nosotros mismos. Noé siguió el ejemplo de su bisabuelo Enoc, quien también había caminado con Dios. “Caminar con Dios” significa que Enoc y Noé amaban a Dios y lo obedecían. Dios dice que les muestra a sus siervos cuando va a enviar destrucción sobre las personas debido a sus pecados (Amós 3:7).Noé fue un siervo fiel de Dios, y Dios le dijo a Noé que destruiría la vida terrestre con una inundación, pero que lo salvaría junto con su familia por su obediencia a Dios.

Asset-22@2x

Discusión:

  1. Explique a sus hijos que antes del Diluvio las personas vivían muchos años.
  2. Pregunte a sus hijos cómo se sintió Noé al vivir en una sociedad tan perversa.
  3. ¿Qué piensan sobre la misericordia de Dios con Noé y su familia al salvarlos del diluvio? ¿Creen que ellos estaban contentos con eso?
  4. Ayude a sus hijos a comprender que ser justo significa guardar los mandamientos de Dios con fe (Salmo 119:172), y que nosotros también podemos ser justos.
  5. Discuta con sus hijos lo que significa “caminar con Dios”.
Asset-23@2x

Para Memorizar:

2 Pedro 2:5

“[Dios] no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 13 “La Tierra antes del diluvio”

Pasaje Destacado: Génesis 6:1-12


Asset-21@2x

Antes del diluvio la gente en la Tierra se había vuelto muy malvada. De hecho, la Biblia dice que sus pensamientos todo el tiempo eran malvados. Las personas se hacían daño unas a otras, y el sufrimiento fue muy grande. Cuando Dios vio que las cosas se habían puesto demasiado mal, lamentó haber hecho al hombre. Fue doloroso para Él ver a las personas haciéndose daño de esa manera. Entonces Dios decidió destruir a toda la humanidad mediante una inundación que cubrió la Tierra. Dios, que es misericordioso, no quería destruir a las personas buenas y obedientes junto con los malvados. Entonces, buscó a alguien en la Tierra que fuese obediente a Él, y encontró a Noé.

Asset-22@2x

Discusión:

  1. Hable con sus hijos sobre lo que significa ser desobediente a Dios. Explíqueles que la desobediencia puede conducir a la “maldad” y cómo esta forma de vida lastima a las personas.
  2. Pida a sus hijos que se imaginen cómo sería si usted fuera la única persona buena en su barrio, y todas las demás personas fuesen malvadas. Recuérdeles que ¡solo quedaba una persona que realmente estaba obedeciendo a Dios!
  3. Pregunte a sus hijos cómo debió haberse sentido Dios al ver a todas las personas que Él creó siendo malvadas. Relaciónelo con una situación que han experimentado. (Ejemplo: “¿Cómo se siente mamá cuando ustedes son desobedientes y hacen cosas que no deberían estar haciendo?”)
  4. Aproveche esta oportunidad para explicar el período del juicio del Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20:11). Un día, Dios dará a todos los que han vivido la oportunidad de obedecerle y seguirle, y ser bendecidos por su obediencia.
Asset-23@2x

Para Memorizar:

2 Pedro 2:5

“[Dios] no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 12 “Dios castiga a Caín”

Pasaje Destacado: Génesis 4:9–16; Lucas 10:27


Cuando Dios aceptó la ofrenda de Abel, pero no aceptó la de Caín, Caín se enojó mucho. ¡Se enojó tanto que mató a su hermano! Se convirtió en el primer asesino de la humanidad. Dios sabía que Abel estaba muerto y vino a hablar con Caín sobre el asesinato de su hermano. Dios preguntó a Caín que dónde estaba su hermano. En vez de admitir lo que había hecho, Caín intentó esconder de Dios lo que había hecho y no lamentaba sus acciones. Él respondió a Dios, diciendo: “¿Soy acaso el guardián de mi hermano?” Esta lección mostrará el concepto de causa y efecto. Mostrará que ciertas cosas suceden debido a nuestras acciones, y que serán positivas o negativas dependiendo de si obedecemos a Dios o no. También mostrará que todos deben amar a su prójimo.

Discusión:

  • Explique a sus hijos que Dios, que lo sabe todo, sabía que Caín había matado a Abel. Caín no podía ocultarlo de Dios, y tampoco podemos ocultar nuestros errores o pecados de Dios.
  • Pregunte a sus hijos cuál era la actitud de Caín cuando Dios le preguntó acerca de Abel.
  • Discuta con sus hijos el castigo de Caín. Fue enviado lejos de Dios y de la comunidad. ¿Por qué Dios enviaría a Caín lejos de los demás?
  • Ayude a sus hijos a comprender que los malos pensamientos conducen a malas acciones.
  • Pregunte a sus hijos si seguir el mandamiento de Dios de amar a nuestro prójimo hubiese cambiado la vida de Caín.

Memorizar y revisar:

Lucas 10:27

“Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo”.

¡Más que hacer!

Estas actividades son opcionales, pero algunos niños pueden encontrarlas agradables.

  • Muestren amor por sus vecinos haciendo tarjetas para las viudas, viudos u otros miembros mayores de la congregación.
  • Ayude a sus hijos a planificar una buena acción para alguien de la familia.
  • Cante con sus hijos un himno de alabanza a Dios.

Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 11 “La ira de Caín se convierte en asesinato”

Pasaje Destacado: Génesis 4:4-8; 1 Juan 3:11–12, 15; Proverbios 16:32


Caín se enojó mucho cuando su ofrenda no fue aceptada pero la ofrenda de Abel sí. En su enojo culpó a Abel de meterlo en problemas. Caín dejó que su ira creciera y creciera, hasta el punto en que llegó a odiar a su hermano. Eso lo llevó a asesinar a Abel. Dios dice que debemos amar a los demás tanto como a nosotros mismos (Lucas 10:27). Dios también nos dice que ni siquiera debemos odiar a nuestros enemigos, sino amarlos (Mateo 5:44). En esta lección, veremos cómo la ira puede crecer y convertirse en odio si lo permitimos. Y el odio puede conducir al asesinato. Pero Dios quiere que respetemos a los demás y tengamos dominio propio. ¡Eso lleva a la paz!

Discusión:

  • Pregunte a sus hijos cómo era la actitud de Caín.
  • Explique el consejo que Dios le dio a Caín para corregir la situación. (Dios le dijo a Caín que hiciera lo correcto y aprendiera a controlarse a sí mismo (Génesis 4:7).
  • Pregunte cómo deben haberse sentido Adán y Eva cuando supieron que Abel estaba muerto. Hablen sobre cómo el pecado afecta a muchas personas además del pecador.
  • Hable con sus hijos sobre el respeto, el tratar a los demás en la forma en que uno desea que lo traten, el tener dominio propio y aprender a resolver conflictos. Muestre cómo las cosas podrían haber sido diferentes si Caín hubiese mostrado respeto y ejercido dominio propio, por ejemplo, hubiesen podido resolver el conflicto con su hermano.
  • Explique que Dios desea que todas las personas vivan en paz, y eso requiere respetar a los demás y tener dominio propio.

Memorizar y revisar:

Lucas 10:27

“Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.”


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 10 “Caín y Abel ofrecen sacrificios a Dios”

Pasaje Destacado: Génesis 4:3–5, Hebreos 11:4


Caín y Abel eran hijos de Adán y Eva. A medida que los hermanos crecieron, Dios habló con ellos y les enseñó el camino del bien, tal como hizo con sus padres. Caín y Abel fueron aprendiendo que debían obedecer y amar a Dios. En esta lección, veremos cómo debemos poner a Dios primero en todo lo que hacemos. Nosotros debemos tener una buena actitud hacia Dios y demostrarlo haciendo lo que Él nos dice que hagamos.

Discusión:

  • Ayude a sus hijos a comprender que Caín y Abel iban a presentarse ante el Creador para ofrecerle ofrendas y que sólo lo mejor es adecuado para ofrecerlo a Dios.
  • Explique cómo la actitud justa de Abel se reflejó en su ofrenda a Dios; Abel dio lo mejor que tenía.
  • Explique que Dios amaba a Caín, pero que su ofrenda no le agradó.
  • Pregunte a sus hijos cuál era la actitud de Caín hacia Dios y hacia su hermano cuando estaba siendo corregido
  • Pregunte a sus hijos cuál podría ser una acción que provenga de una mala actitud.

Memorizar y revisar:

Génesis 4:4-5

“…Y miró el Eterno con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 9 “Caín el agricultor y Abel el pastor”

Pasaje Destacado: Génesis 1:26–28; 2:24


Con el paso del tiempo, Adán y Eva comenzaron su familia. Su hijo primogénito se llamaba Caín, y su segundo hijo se llamaba Abel. Los dos hermanos tenían ocupaciones diferentes: Caín era agricultor y Abel era pastor. También tenían personalidades muy diferentes. Dios ha diseñado a los seres humanos con diferentes personalidades, talentos y habilidades. En ese sentido, Dios no quiere que todos sean iguales; ¡Él ama la variedad! Tanto la agricultura como el pastoreo son ocupaciones necesarias y nobles. Dios quería que Caín y Abel usaran sus talentos para servirle a Él y a su familia, y Él quiere que nosotros hagamos lo mismo. En esta lección, veremos a los dos primeros hermanos sobre la Tierra: Caín y Abel.

Discusión:

  • Pregunte a sus hijos los nombres del primer y segundo hijo de Adán y Eva.
  • Hable sobre el estilo de vida agrario con hermosos pastos, animales pastando y campos de trigo. Pinte una imagen con palabras que sus hijos puedan visualizar.
  • Pregunte a sus hijos cómo creen que sería ser un granjero o un pastor.
  • Analicen el hecho de que Caín y Abel eran hermanos que crecieron juntos.
  • Recuérdeles a sus hijos que Dios le ha dado a la gente diferentes talentos y habilidades y que todos son necesarios. Dios nos ama a todos.

Memorizar y revisar:

Lucas 10:27

“Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.”


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 8 “Satanás engaña a Adán y Eva”

Pasaje Destacado: Génesis 2:16–17; 3:1–6, 13–19, 22–24


 Adán y Eva estaban felices en el jardín que Dios había creado para ellos. Sus vidas eran bendecidas con alimento delicioso sano y nutritivo que Dios había designado para que ellos lo comieran. Estaban rodeados de belleza y tenían un trabajo importante y agradable cuidando del jardín y de los animales. En medio del jardín había dos árboles: el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y el mal. Dios le dijo a Adán que podían comer del árbol de la vida, mas no del árbol del conocimiento del bien y el mal. Pero Andan y Eva se dejaron convencer de Satanás y desobedecieron a Dios comiendo del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, por lo que Dios los obligó a abandonar el jardín.

Discusión:

  • Explique a sus hijos que Satanás, cuyo nombre significa adversario, era un ángel que se volvió malvado y se rebeló contra Dios. Es llamado “serpiente” varias veces en la Biblia.
  • Señale que Satanás engañó a Eva. Explica lo que significa engañar.
  • Pregunte a sus hijos cómo se sintieron Adán y Eva después de haber desobedecido a Dios.
  • Muestre cómo las vidas de Adán y Eva fueron peores después de desobedecer a Dios.
  • Discuta cómo la obediencia lleva a bendiciones y la desobediencia a maldiciones.

Memorizar y revisar:

Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.

¡Más que hacer!

Estas actividades son opcionales, pero algunos niños pueden encontrarlas agradables.

  • Hagan un dibujo del Jardín del Edén y hablen sobre los elementos del dibujo.
  • Juegue con sus hijos al juego de “Verdadero o Falso”. Haga una declaración sobre algún punto cubierto en la lección y pregúnteles si es verdadero o falso.

Algunos ejemplos son:

  • Verdadero o Falso: Los seres humanos son primos lejanos de los simios.
  • Verdadero o Falso: Solo un hombre y una mujer pueden formar una familia.
  • Verdadero o Falso: Hombres y mujeres son iguales; su género no importa.
  • Verdadero o Falso: Dios hizo a la mujer a partir del hombre.

Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 7 “La primera familia”

Pasaje Destacado: Génesis 1:26–28; 2:24


 

Dios creó al primer hombre, Adán, y luego creó a Eva, su compañera para toda la vida. La familia fue creada por Dios para el bien de la humanidad. Dios estableció la familia humana para reproducirse así mismo por medio de ella (Malaquías 2:15), permitiendo así que la humanidad participe en el plan de Dios de tener muchos hijos e hijas nacidas dentro de Su familia. Como se dijo anteriormente, Dios comenzó con una familia: un hombre y una mujer, Adán y Eva. Todos los seres humanos que alguna vez hayan vivido descienden de Adán y Eva.

Discusión:

  • Explique a sus hijos qué es una familia. Enfatice que una familia comienza con un hombre y una mujer. Es posible que desee aprovechar esta oportunidad para explicar los roles del padre, madre e hijos en la familia.
  • Pregunte a sus hijos quién creó la familia y quiénes fueron la primera familia en la Tierra.
  • Hable sobre el plan de Dios de tener una gran familia con hijos, seres humanos, que se verán como Él es. Diga a sus hijos que Dios quiere que ellos formen parte de Su familia.
  • Exprese a su hijo que Dios fue padre de Adán y Eva, que Él los amó y les enseñó lo que necesitaban saber para vivir una vida feliz.

Memorizar y revisar:

Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 6 “Dios crea una ayuda idónea para Adán”

Pasaje Destacado: Génesis 2:18, 21–23; 3:20


Dios creó un paraíso perfecto y dijo que era muy bueno (Génesis 1:31). Adán disfrutó viendo los animales. Vio que cada uno tenía una compañera; sin embargo, él no tenía una compañera. Dios esperó hasta el momento justo para crearle una compañera a Adán, una que fuera como él. La versión Reina Valera de la Biblia dice que Dios creó una “ayuda idónea” para Adán (Génesis 2:18), en otras palabras, una ayudante adecuada para Adán. Adán fue creado del polvo de la tierra, pero su ayudante fue creada a partir de la costilla de Adán. Adán llamó a su compañera mujer o “Varona”, que significa “tomada del hombre”, el nombre de ella fue Eva. Tanto Adán como Eva, hombre y mujer, fueron creados a imagen de Dios, y tanto los hombres como las mujeres tienen el potencial de ser parte de la familia de Dios.

Discusión:

  • Pregunte a sus hijos cómo creen que se sintió Adán al ser el único ser humano en el planeta.
  • Pregunte cómo piensan que se sintió Adán cuando Dios le presentó una compañera.
  • Explique a sus hijos lo que significa “ayuda idónea”.
  • Enfatice el hecho de que Adán fue creado primero del polvo de la tierra y luego Eva fue creada a partir de Adán.
  • Hable con sus hijos sobre cómo debió haber sido la vida de Adán y Eva en el hermoso jardín. Pregúnteles qué piensan de esto.

Memorizar y revisar:

Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 1: Lección 5 “Dios crea a Adán”

Pasaje Destacado: Génesis 2:4-8, 15, 19-20


Dios restauró la Tierra, creando el ambiente perfecto para la humanidad. Dios siempre hace las cosas de forma planificada, así que creó a un hombre, Adán, como el comienzo de Su familia. Dios hizo a Adán del polvo de la tierra, parecido a Él mismo y sopló la vida en él. Dios colocó a Adán en el Edén, un hermoso jardín, y le dijo que lo cuidara y lo mantuviera. Todo árbol hermoso y toda planta con semillas estaban en el Edén. Los animales eran mansos y juguetones. Fue un hermoso comienzo para la humanidad. Contrario a lo que enseñan los evolucionistas, Dios literalmente creó a Adán y a Eva y los colocó en un jardín físico, y de estos dos seres humanos vinieron todas las personas que han existido durante toda la historia de la humanidad hasta el presente.

Discusión:

  • Ayude a sus hijos a comprender que Adán fue el comienzo del plan de Dios para tener una familia.
  • Pregunte a sus hijos qué trabajo le dio Dios a Adán.
  • Hable sobre el hermoso jardín y los animales que eran mansos como lo son mascotas familiares.
  • Pregunte a sus hijos qué tipo de animal les gustaría tener como mascota si fuera posible. (Use esto como una oportunidad para hablar sobre el maravilloso mundo de mañana).
  • Hable sobre el vínculo cercano y la relación amorosa que Adán tuvo con Dios.

Memorizar y revisar:

Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.