Posts

Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 8 “Satanás engaña a Adán y Eva”

Pasaje Destacado: Génesis 2:16–17; 3:1–6, 13–19, 22–24


Adán y Eva estaban felices en el jardín que Dios había creado para ellos. Sus vidas eran bendecidas con alimento delicioso sano y nutritivo que Dios había designado para que ellos lo comieran. Estaban rodeados de belleza y tenían un trabajo importante y agradable cuidando del jardín y de los animales. En medio del jardín había dos árboles: el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y el mal. Dios le dijo a Adán que podían comer del árbol de la vida, mas no del árbol del conocimiento del bien y el mal. Pero Andan y Eva se dejaron convencer de Satanás y desobedecieron a Dios comiendo del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, por lo que Dios los obligó a abandonar el jardín.

Discusión:

  • Explique a sus hijos que Satanás, cuyo nombre significa adversario, era un ángel que se volvió malvado y se rebeló contra Dios. Es llamado “serpiente” varias veces en la Biblia.
  • Señale que Satanás engañó a Eva. Explica lo que significa engañar.
  • Pregunte a sus hijos cómo se sintieron Adán y Eva después de haber desobedecido a Dios.
  • Muestre cómo las vidas de Adán y Eva fueron peores después de desobedecer a Dios.
  • Discuta cómo la obediencia lleva a bendiciones y la desobediencia a maldiciones.

Memorizar y revisar:

Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.

¡Más que hacer!

Estas actividades son opcionales, pero algunos niños pueden encontrarlas agradables.

  • Hagan un dibujo del Jardín del Edén y hablen sobre los elementos del dibujo.
  • Juegue con sus hijos al juego de “Verdadero o Falso”. Haga una declaración sobre algún punto cubierto en la lección y pregúnteles si es verdadero o falso.

Algunos ejemplos son:

  • Verdadero o Falso: Los seres humanos son primos lejanos de los simios.
  • Verdadero o Falso: Solo un hombre y una mujer pueden formar una familia.
  • Verdadero o Falso: Hombres y mujeres son iguales; su género no importa.
  • Verdadero o Falso: Dios hizo a la mujer a partir del hombre.

Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 7 “Dios crea a Adán”

 

Pasaje Destacado: Génesis 2:4-8, 15, 19-20


Dios restauró la Tierra, creando el ambiente perfecto para la humanidad. Dios creó a un hombre, Adán, como el comienzo de Su familia. Dios hizo a Adán del polvo de la Tierra, a Su imagen y sopló la vida en él. Dios colocó a Adán en el Edén, un hermoso jardín, y le dijo que lo cuidara y lo mantuviera. Todo árbol hermoso y toda planta con semillas estaban en el Edén. Fue un hermoso comienzo para la humanidad. Contrario a lo que enseñan los evolucionistas, Dios literalmente creó a Adán y a Eva y los colocó en un jardín físico, y de estos dos seres humanos vinieron todas las personas que hayan vivido alguna vez.

Discusión:

  • Ayude a sus hijos a comprender que Adán fue el comienzo del plan de Dios para tener una familia.
  • Pregunte a sus hijos qué trabajo le dio Dios a Adán.
  • Hable sobre el hermoso jardín y los animales. Pregunte a sus hijos qué tipo de animal les gustaría tener como mascota si fuera posible. (Use esto como una oportunidad para hablar sobre el maravilloso mundo de mañana).
  • Hable sobre el vínculo cercano y la relación amorosa que Adán tuvo con Dios.

Memorizar y revisar:

Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 6 “La Re-Creación: Días 1 a 7”

Pasaje Destacado: Génesis 1:1–8,1: 9–19; Salmos 104:5–9; Génesis 1:20–2:3


La semana de la re-creación ocurrió quizás millones de años después de que Dios creó el universo en el principio. Algunos de los ángeles, cerca de un tercio de ellos, se rebelaron contra el gobierno de Dios y trajeron el caos a la creación, dejando devastada la Tierra. Fue en este entorno que Dios rehabilitó la Tierra, haciéndola adecuada para la vida humana. Lo primero que Dios hizo fue restaurar la luz en la Tierra y, en el día dos, preparó la expansión de los Cielos. El día tres de la semana de la re-creación, Dios hizo aparecer la Tierra separándola de los mares. Él hizo que las plantas crecieran. Todos los árboles frutales, los árboles que dan sombra, las plantas comestibles y las hermosas flores surgieron cuando Él lo ordenó. En el cuarto día el Sol, la Luna y las estrellas fueron establecidos como señales para las estaciones, los días y los años para que los humanos pudieran registrar el paso del tiempo. El saber cuándo ocurren las estaciones nos ayuda a planificar la siembra y la cosecha y, especialmente, para guardar los Días Santos de Dios. En el quinto día de la semana de la re-creación, Dios creó los pájaros y los peces. Pájaros cantores junto con aves más grandes volaron por el cielo; los peces poblaron los lagos, arroyos y océanos. Luego, en el sexto día, Dios creó los animales terrestres. Hacia el final del sexto día, Dios creó al primer hombre, Adán, en la propia imagen de Dios. Dios creó el sábado en el séptimo día de la re-creación y descansó, dándole ejemplo a la humanidad para que haga lo mismo.

Discusión:

  • Ayude a su hijo a comprender que podría haber transcurrido mucho tiempo entre lo que se dice en los versículos 1 y 2 de Génesis.
  • Pregunte cómo debió haber sido la Tierra cuando todo estaba oscura y cubierta de espesas nubes y agua.
  • Explique que Dios hace las cosas en etapas, y cuando re-creó la Tierra ¡Comenzó por “encender las luces” (despejando la oscuridad) primero!
  • Pregunte por qué Dios hizo la Tierra. ¿Para qué sirve la Tierra a los humanos y a los animales?
  • Ayude a sus hijos a hacer una lista de todas las cosas que las personas y los animales hacen con las plantas.
  • Pregunte a quién se parecen los humanos y qué dijo Dios sobre Su creación.
  • Pregunte a sus hijos qué le gusta del sábado y por qué es especial.
  • Recuérdele a sus hijos que Dios hizo el sábado y lo apartó para uso santo.

Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 5 “Lucifer se convierte en Satanás”

Pasaje Destacado: Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:15-17; Lucas 10:18


Lucifer era un poderoso arcángel con grandes responsabilidades, sin embargo, él permitió que el orgullo y la vanidad pervirtieran sus pensamientos y acciones. Lucifer comenzó a creer que él sabía más que Dios y que su camino de obtener y competir era mejor que el camino de Dios de cooperación y amor. Satanás ideó un plan para tratar de derrocar a Dios. Convenció a un tercio de los ángeles de rebelarse con él para tomar el trono de Dios ¡Lucifer quería la posición de Dios! Por supuesto, este ser creado no era más poderoso que su Creador. Dios arrojó a Lucifer y sus ángeles de vuelta a la Tierra. Dios nombra las cosas tal como son, así que cuando Lucifer se rebeló, Dios cambió su nombre de Lucifer a Satanás, que significa adversario o enemigo, y a los ángeles de Satanás los llamó demonios.

Discusión:

  • Satanás fue un hijo de Dios porque Dios fue su Creador. Pregunte a sus hijos si pueden pensar en alguna película, programa de televisión o ejemplo personal en el que el niño pensaba que sabía más que sus padres.
  • Ayude a sus hijos a comprender que no tenemos nada que temer de Satanás porque Dios está a cargo y Satanás no puede hacernos nada sin el permiso de Dios.
  • Explique que todos tendrán la oportunidad de estar en la familia de Dios y que solo quienes rechacen voluntariamente a Dios morirán en el lago de fuego (Malaquías 4:1,3).

Memorizar y revisar:

Isaías 14:12-14 “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 4: “Dios crea el universo”

Pasaje Destacado: Génesis 1:1; Juan 1:1-3; Job 38:4-7; Hebreos 1:10, 13-14; Romanos 8:19


Antes que existiera el tiempo solo Dios existía. Eran dos seres: Dios y el Verbo, que también era Dios. Dios y el Verbo tuvieron la gran idea de tener una gran familia divina. Primero crearon los ángeles para que fueran servidores de Dios y de Su familia. Después, Dios comenzó a crear el universo físico. Todos los planetas, estrellas, cometas, y todo en la Tierra fue ¡creado por Dios! Todo el universo, todo lo que podemos ver y todo lo que no podemos ver, fue creado en preparación para los futuros hijos e hijas del Dios Todopoderoso.

Discusión:

  • Hable acerca de cómo Dios y Jesucristo querían una familia e hicieron la creación para que ellos la disfrutaran. Originalmente, eran solo ellos dos: el Padre y el Verbo y querían una familia mucho más grande.
  • Ayude a sus hijos a comprender que Dios es el Creador y que solo Dios puede crear de la nada. Cuando hacemos algo, por ejemplo, utilizamos materiales que Él hizo.
  • Explique que Dios creó a los ángeles antes de crear el universo físico
  • Muestre a sus hijos que, si bien la mayoría de las veces “hijos de Dios” se refiere a seres humanos, a veces en la Biblia puede referirse a los ángeles (Job 38:4-7).
  • Pregunte a sus hijos qué cosas de la creación de Dios disfrutan más. Ayúdelos a que comprendan, de una manera sencilla, que Dios ¡creó todas estas cosas para nosotros!

Memorizar y revisar:

Isaías 45:18 “Porque así dijo el Eterno, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy el Eterno, y no hay otro”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 3 “¿El Reino Angélico?”

Pasaje Destacado: Nehemías 9:6; Salmos 91:11; 104:4; Colosenses 1:15-16; Hebreos 1:13-14; Apocalipsis 5:11


Antes de que comenzara el tiempo, antes de que la Tierra, el Sol, los planetas y las estrellas, o cualquier cosa en el universo físico fuera creada, Dios creó a los ángeles. Los ángeles son poderosos seres espirituales creados, inteligentes, con personalidades, y con la capacidad de escoger y tomar decisiones. Dios creó millones y quizás ¡miles de millones de ángeles! Fueron creados antes del universo físico para ayudar a Dios a gobernar y administrar el universo. 

Los ángeles fueron creados inferiores a Dios, pero con poder e intelecto superior al de los seres humanos. Aunque no podamos percibirlo con nuestros sentidos físicos El reino angélico es muy real. Su trabajo principal en este momento es servir y ayudar a los futuros hijos e hijas de Dios.

Discusión:

  • Muchas personas no creen que haya un reino espiritual. Pida a sus hijos que identifiquen cosas que sabemos que existen, pero que no se pueden ver, como la gravedad. Recuérdeles que Dios es Espíritu, y que no puede ser visto con el ojo humano. Los ángeles están compuestos de espíritu también.
  • Conversen sobre cómo se les dio a los ángeles el trabajo para ayudar a cuidar a los seres humanos. ¿Cuáles son algunas maneras en que los ángeles hacen eso? Mencione ejemplos en su familia cuando fueron salvados de un terrible accidente automovilístico u otro accidente y cómo un ángel podría haber sido el que ayudó a su familia a estar a salvo.
  • Hable sobre cómo los ángeles han sido testigos del poder de Dios y de Su plan. Note que ellos han visto todo el transcurso de la historia desde Adán hasta ahora. Leer Mateo 18:10

Memorizar y revisar:

Hebreos 1:13-14 “Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?”


Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 2 “¿Tuvo Dios un comienzo?”

Pasaje Destacado: Apocalipsis 1:8; Colosenses 1:15-16; Salmos 103:19; Hebreos 1:1–3; Josué 10:11–14; 2 Reyes 20:10–11; Mateo 14:25–33; Marcos 4:37–41; Apocalipsis 21:7; 2 Corintios 6:18; 1 Juan 3:1–3.


Los reinos vegetal, animal y humano son clasificaciones de seres vivos en nuestro mundo material. El mundo espiritual también tiene seres vivos, y el reino angélico tiene diferentes clasificaciones de ángeles. Sin embargo, hay un Reino por encima de todos los demás, sea material o espiritual: El Reino de Dios. Dios está en un nivel de existencia que es difícil de entender para los humanos. Dios tiene vida inherente y es eterno. Dios fue, es y siempre será. Dios es el Creador de todas las cosas, sean espirituales o materiales, por lo tanto, Dios está por encima de todas las cosas. Como Dios creó y controla todas las cosas, no está limitado ni por las leyes físicas, ni por el tiempo, ni por el espacio.

Es por eso que Dios pudo evitar que el Sol se ocultara para Josué, y pudo devolver el Sol diez grados  para Ezequías. También, por eso fue que Jesucristo pudo caminar sobre el agua y calmar el mar rugiente. La buena noticia es que el Reino de Dios es una familia, y todo ser humano que haya existido, tiene el potencial de ser miembro la familia de Dios. ¡Naciste para ser parte de la familia de Dios!

Discusión:

  • Hable con sus hijos sobre la grandeza de Dios, su poder y majestad. Señale algunos ejemplos y pídales que también den ejemplos.
  • Explique el hecho de que Dios no está sujeto a las leyes de la física (como la gravedad, el magnetismo, el movimiento de los planetas, etc.), lo que significa que puede hacer cosas milagrosas. Describa algunos milagros mencionados en la Biblia que desafían las leyes físicas.
  • Explique que Dios nos está ofreciendo vida eterna en su familia como hijos suyos. Seremos miembros de la familia de Dios (1 Juan 3:2).
  • Nuestra herencia es el universo entero. Quizás todos tengan su propia galaxia. Pregunte a sus hijos qué harían para heredar el universo. ¿Qué daría a cambio de la vida eterna? ¡Nada!

Memorizar y revisar:

Colosenses 1:16-17 

“Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten”.


Programa Bíblico para Niños – Nivel 2: Lección 1 “¿Quién es Dios?”

Pasaje Destacado: Juan 1:1–3; Génesis 1:26–27; Juan 4:24; Juan 3:16; Salmos 90:2; Colosenses 1:16-17; Isaías 46:9-10; 1Juan 4: 8


Es muy importante entender quién y qué es Dios. Podemos saber esto solo si Dios decide revelárnoslo, y lo ha hecho, por medio de la Biblia. ¿Cómo era cuando no existía nada físico? En esa era prehistórica, había dos seres espirituales eternos, poderosos, llamados Dios y el Verbo. Juntos, Dios y el Verbo planearon y diseñaron todo lo visible y lo invisible: Las huestes angélicas, las estrellas y los planetas, las plantas, los animales, y el hombre. El Verbo, fue quien se convirtió en Jesucristo, y Dios creó todas las cosas por medio de Él. Dios no es una “fuerza” mágica. No, ¡Dios es real! Él tiene forma y figura. Podemos saber cómo es Dios porque nos hizo a su imagen y semejanza. Dios es totalmente sabio, todo lo conoce, es todopoderoso y muy amoroso. Por su Espíritu, Él puede ver lo que está ocurriendo ¡en todas partes! Pero si queremos saber quién es realmente Dios, debemos conocer Su carácter

Dios es bueno, misericordioso, amoroso y lleno de compasión. Todo lo que Dios hace está motivado por el amor. Dios es amor.

Discusión:

  • Ayude a sus hijos a comprender que hay dos seres en la Familia Dios, Dios y el Verbo, a quienes ahora llamamos el Padre y el Hijo, Jesucristo.
  • Explique que Dios quiere que cada ser humano nazca en la Familia de Dios.
  • Explique que el Espíritu de Dios no es una persona separada, sino el poder con el cual Dios hace todo lo que hace.
  • Pida a sus hijos que describan qué piensan sobre cómo era la relación entre Dios y el Verbo antes de la creación.
  • Imagine con sus hijos acerca de cómo será cuando sean seres divinos. ¿Qué harán? ¿Qué parte del universo visitarían?

Memorizar y revisar:

Ayude a sus hijos a memorizar el siguiente versículo:

Isaías 46:9–10 “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero”.